La fotografía y el video están siendo uno de los platos fuertes de este 2020. A la evidencia de que el video es el formato de nuestro tiempo con un gran ratio de consumo, se suma el enorme peso de las redes sociales y la necesidad de las marcas de contar con un Story telling. Este hecho impulsó distintos proyectos en esta dirección a principios de año.

 

Después del confinamiento, las marcas han caído en la cuenta de que difundir una conferencia (aunque sea a través de Zoom), un concepto complejo, un nuevo producto, etc.. es más necesario que nunca. Con las visitas y reuniones realizadas por email o videoconferencia, la cercanía se consigue con un video que logre comunicar bien. I no es algo fácil. La empresa que ya haya intentado realizar videos sabe perfectamente que dar a luz uno que funcione y que sea de calidad requiere un gran esfuerzo y un equipo a la altura.

Os recomendamos la lectura del articulo de nuestros videos 360 de producto.

Aquí es dónde impera la necesidad de contar con una buena dirección. Y, en este sentido, a parte de proyectos propios de Dinàmic, también hemos trabajado con freelance o pequeñas agencias que nos piden una dirección de proyecto. Esto les supone un coste extra pero les garantiza:

  • Cumplimiento de plazos
  • Control de costes y asegurar rentabilidad
  • Dar un enfoque orientado a los objetivos del cliente
  • Dar un enfoque más ‘marquetininiano’
  • Conseguir un grado mayor de satisfacción del cliente
  • Evitar la fuga del cliente en un entorno en el que cada vez se requiere más exigencia y se está dispuesto a pagar más si el resutado es cualitativamente superior
  • Hacer una apuesta segura en lo que respecta a la toma de decisiones

Afrontar retos como lograr un locutor francés con acento quebequense, un buen locutor de doblaje, asegurar la satisfacción del cliente controlando las distintas etapas del proceso, encontrar nuevas soluciones creativas, garantizar que la historia que se cuenta cumple con los objetivos marcados, etc… no es fácil para un profesional de la cámara o el montaje.

Y, precisamente, aquí es donde reside nuestra fuerza. Si hablo en primera persona, yo, Jaume, soy totalmente incapaz de hacer una buena toma, interpretar la luz, etc… Pero, por contra, un técnico de cámara o montaje no tiene las capacidades analíticas y de control o gestión humana para sacar lo mejor de cada persona involucrada.

En ese sentido, en Dinàmic hemos hecho varios videos para el Cluster IAQ (Indoor Air Quality) de reciente creación del que os queremos mostrar algunos proyectos.

También podéis visitar el canal youtube de Cluster IAQ para ver el resto.

 

 

Esperem que us agradi com a nosaltres i que tingueu ganes de fer vídeos. En parlem? Perquè no: truca’ns ara.