¿Piensas que esta imagen es de Stock? Pues no. Es el resultado que nos ha dado GTMetrix (medidor de velocidad de carga y optimitzación para la mejora de la experiencia de usuario) después de nuestro trabajo. Mejor casi imposible, nos dice. Llevamos ya 3 años en que el servicio de optimización de Websites en cuanto a velocidad de carga y optimización recibe un goteo de peticiones que no para. Y es que los resultados son visibles escalando posiciones en Google y esto se traduce en VENTAS.

¿Por qué es tan importante? Pues porque para Google y el resto de buscadores la experiencia que tiene el usuario al visitar tu sitio web es clave. Y cuanto más rápida y optimizada mejor te posicionará.

Optimizar una web

El servicio de optimización de páginas web para aumentar la velocidad y obtener mejores posiciones en Google implica una serie de técnicas y mejoras enfocadas en mejorar el rendimiento y la experiencia del usuario en tu sitio web. Aquí hay algunos aspectos clave de este servicio:

  • Compresión de archivos: Se comprimen los archivos HTML, CSS, JavaScript e imágenes para reducir su tamaño y, por lo tanto, el tiempo de carga de la página.
  • Caché del navegador: Se configuran encabezados de caché adecuados para permitir que los archivos estáticos se almacenen en la memoria caché del navegador del visitante. Esto ayuda a que las páginas se carguen más rápidamente en visitas posteriores. Optimización de imágenes: Las imágenes se comprimen y se ajustan a tamaños adecuados sin sacrificar demasiada calidad. Esto reduce el tiempo de carga de las imágenes sin afectar negativamente su apariencia.
  • Optimización de imágenes: Las imágenes se comprimen y se ajustan a tamaños adecuados sin sacrificar demasiada calidad. Esto reduce el tiempo de carga de las imágenes sin afectar negativamente su apariencia.
  • Minificación de código: Se eliminan los espacios en blanco y los comentarios innecesarios del código HTML, CSS y JavaScript para reducir su tamaño y acelerar la carga de la página.
  • Mejoras en el alojamiento y la infraestructura: Se pueden realizar mejoras en el servidor de alojamiento, como la configuración de caché en el lado del servidor y la optimización de la base de datos, para mejorar el rendimiento general del sitio web.
  • Optimización del diseño responsive: Se realiza una adaptación del diseño y del contenido para que se ajuste de manera óptima a diferentes dispositivos y tamaños de pantalla. Esto garantiza una experiencia de usuario satisfactoria tanto en computadoras de escritorio como en dispositivos móviles.
  • Evaluación y mejora del rendimiento: Se analizan métricas clave de rendimiento, como el tiempo de carga de la página, el tiempo de respuesta del servidor y la velocidad de renderizado. Con base en estos análisis, se implementan las mejoras necesarias para acelerar el sitio web.

Pero esto son solo algunos de los ajustes. Hay mucho más, pero desde las 20h de trabajo ya llegamos casi a la puntuación que has visto en la imagen.

¿Qué más se hace? Desde trabajar a fondo la optimización de imágenes hasta cambiar plugins, trabajar con el servidor a nivel de configuración, configurar al detalle la caché de la web o implantar una CDN.

Problemente te suena todo raro, pero justamente por eso estamos aquí, para llevar tu web al máximo nivel.

Resultado de optimizar tu web

Al mejorar la velocidad de tu página web, proporcionas una mejor experiencia de usuario, lo que puede resultar en un menor porcentaje de rebote y más tiempo de permanencia en el sitio. Además, Google considera la velocidad de carga como un factor importante para determinar las posiciones en los resultados de búsqueda. Por tanto, al optimizar tu página web, puedes mejorar su visibilidad y clasificación en los motores de búsqueda como Google.