ilustración representant IA

La frase de Larry Summers «La inteligencia artificial amenazará a los/las médicos/as más que a los/las enfermeros/as» tiene mucha, mucha, más potencia de lo que parece.

Problemente esperes un artículo técnico sobre las posibilidades de la inteligencia artificial en la empresa, en nuestras vidas, sobre todo lo que podremos hacer en breve, etc… Pero con el bombardeo de titulares efectistas y artículos superficiales sobre la IA, quizás necesitamos un análisis más profundo en cada uno de los ámbitos, incluso a nivel antropológico y social.

En cuanto a los pros de la IA, leemos y sentimos que nos simplifica la vida, que es una herramienta poderosa, que generará nuevas profesiones o que todo sistema o tarea (CRM, chat, sistema documental, pedidos, móvil, generación de contenidos, edición de vídeos, asistentes…) mejorará gracias a estar ayudado por IA, entre otros muchos beneficios y cambios.

En cuanto a los retos o dudas sobre la IA nos explican que los estudiantes ya no reflexionan, que se plagían textos, que hay conflicto con la propiedad intelectual, que te pueden suplantar en sonidos e imágenes, que puede convertirse en incontrolable o que quitará puestos de trabajo, entre otros.

Aunque ni podemos imaginar todas las repercusiones a 2 años vista, si vimos desde el primer día que es un cambio a todos los niveles (personal, empresarial, económico) tan disruptivo, que nos cambiará tanto nuestro día al día, como la aparición de Internet o del Smartphone.

Sea cual sea tu postura, la inteligencia artificial está ahí para quedarse. Es inevitable. Así que sólo nos queda comprender esos cambios que vendrán y adaptarnos a esa nueva realidad. Piense cuántos de nosotros dijimos «yo no tendré móvil» y mire dónde estamos.

Todo esto, teniendo muy en cuenta que apenas estamos en el inicio del desarrollo real.

Frases sobre la inteligencia artificial que deben despertarnos

La frase con la que comienza este artículo, nos ha hecho explotar la cabeza cuando hemos rascado algo más que la superficie:

«La inteligencia artificial amenazará a los/as médicos/as antes que a los/as enfermeros/as»

Larry Summers

Antes de empezar la reflexión que nos ha regalado la frase, decir que la primera reacción ha sido dedicarle sólo 2 segundos y pasar a otra cosa. Descartamos muchos titulares como «No, la Inteligencia Artificial no te va a quitar el trabajo.» porque prevemos que nos llevará a un nuevo artículo sin profundidad, y tenemos razón en la mayoría de los casos. Pero si prestamos atención, puede que nos sirvan para mucho más.

Estar atentos a los titulares y pararnos 10 segundos a pensar en ello, puede ser un buen catalizador para que busquemos información en profundidad, nos ponemos a reflexionar sobre cómo cambiará nuestra vida con la IA y poder afrontar este cambio en positivo.

Aunque los titulares efectistas (clickbait) suelen ser un simple «gancho» hacia un insustancial artículo, cuando vemos muchos similares deberíamos recordar el refrán castellano «Cuando el rio suena, agua lleva», o el catalán «Cuando los perros ladran, algo sienten».

Qué está diciendo realmente la frase

En primer lugar, no olvidemos que hay muchos retos que superar y que todavía tenemos que ver qué uso interesado se hará de la inteligencia artificial.

Pero si somos optimistas, analizamos un poco más la frase anterior y lo cruzamos con algunos valores positivos que algunos, muchos ya, intentan aplicar en nuestras vidas y empresas llegamos a teorías interesantes. Quizás sólo es mi opinión personal, pero eso nos encanta a los humanos: expresarnos, hablar y tener buenos debates.

  • La frase la leemos en primer lugar rápido y entendemos que antes perderán su trabajo los médicos que los enfermeros.
  • La primera lectura y puntualización que hago, es que no dice «trabajo» realmente, pero en todo caso yo lo interpreto como «funciones actuales tal y como las conocemos». Soy el primero en leer rápido, y mal.
  • A este respecto recuerdo varias noticias que afirman que los estudios y programas ya aplicados demuestran que la IA diagnostica un 20% mejor el cáncer de mama que un médico. Uau! Quizás la frase no va desencaminada.
  • En cuanto a tareas, los médicos realizan diagósticos basados en evidencias, tienen memorizadas medicaciones, consultan su aplicación, piden las pruebas diagnósticas adecuadas, etc… Tareas que son de memoria, asociación de conocimiento y decisión de los pasos a seguir . Unas tareas en las que la IA es campeona.
  • En cambio las enfermeras tienen tareas que les han indicado que hacer: administrar medicamentos, vendar, revisar constantes, hacer una extracción, mover al paciente, etc… Tareas en las que la IA, de momento, todavía no ha entrado .
  • También es importante tener presente el hecho de que las barreras a superar para llegar a ser Juez o médico requieren altísimas habilidades de estudio, de memoria o en disciplinas técnicas (biología, química…) …
    Pero coincidiremos en que existe la idea general de que tienen poca formación, o capacidades personales (no se puede ser hábil en todo), pero entender la sociedad, el comportamiento humano o las necesidades humanas. No hay tanta formación o habilidad para ser empáticos, al abrirse a valores más allá de códigos deontológicos o protocolos, al estar atentos a otros puntos de vista o sufrimientos ajenos. ¿Nunca ha oído decir «es que parecen robots sin sentimientos»? (exagerando la caricatura, no sé qué haría sin mis médicos).
  • Y a todo esto, entran en juego también las reflexiones del artículo que publicamos recientemente Reinventando empresas: como la Sostenibilidad está cambiando el juego empresarial donde hablábamos de que para afrontar esta nueva era, se necesitan capacidades como empatía, conciencia o sostenibilidad; buscando en nuestras acciones un impacto en la economía, la sociedad y el entorno.

¿La IA nos puede dar esperanza para un mundo mejor?

Toda esta enumeración de ideas nos permite llegar a conclusiones esperanzadoras, al menos en una teoría positiva.

La lA puede ayudar a crear un mundo más justo y equitativo al automatizar tareas monótonas y peligrosas, liberando a las personas para realizar trabajos más significativos y gratificantes

Rana el Kaliouby

Podría ser que los médicos del futuro fueran asistidos en las tareas «mecánicas» y tuvieran tiempo para informar, comprender la situación del paciente, apoyar, explicar las opciones de forma humana, adaptar el mensaje a la persona que tienen enfrente. Así quizás la selección de profesionales no sería tanto por capacidad de memorizar o realizar cálculos matemáticos sino con un criterio de vocación y de capacidades de atención a las personas y sus necesidades.

Es posible que muchas profesiones se vean asistidas en las tareas mecánicas, o de análisis complejo, por la Inteligencia artificial y puedan ejercer su profesión centrándose más en tratarnos mejor , al ponernos en el lugar del otro, al buscar el beneficio mutuo o al tener un momento para adaptar directrices de trabajo a la persona o la situación.

¿Verdad que parece un buen futuro? Pues pienso que de cada uno de nosotros depende.

Podemos escudarnos en «el resto de gente no lo hará» o «las empresas irán al beneficio voraz y nada cambiará». O podemos, desde nuestra individualidad, impactar en nuestro entorno haciendo que todo sea más sostenible.

Creo firmemente que hay un movimiento importante para vivir dentro de una cierta «conciencia», hasta donde cada uno pueda y querer, y que cada vez tiene más adeptos. Que la gente que piensa e intenta actuar con estos valores existe, podemos encontrarla y tener un círculo de amigos, clientes, proveedores y conocidos donde sentirnos en relaciones más sanas y humanas.

Si, además, lo aplicamos a las empresas, tendremos una vida mejor, un buen equipo y ambiente de trabajo, y una solidez empresarial siendo diferenciadores y sólidos. Quizá sea lo que nos quería decir Sebastián Campanario, que se define a sí mismo como «economista no convencional»:

«Es muy difícil competir profesionalmente con alguien que se divertirá haciendo lo que hace.»