Las pequeñas agencias deben ir abandonando la especialización por el servicio completo

En un mundo en el que las grandes agencias y la constante consolidación son la norma, hay muchas pequeñas agencias que están encasillándose a sí mismas. Ahora hay agencias digitales, de aplicaciones, de e-commerce, de social media, que eligen un área en el mundo de la publicidad y promocionan su especialización. Una estrategia que puede parecer lógica teniendo en cuenta que con un número reducido de empleados es más efectivo aferrarse a algo que se sabe hacer, y hacerlo bien.

Pero las pequeñas agencias tienen que empezar a aprender a mirar más allá. Tienen y pueden hacer todo lo que sus clientes necesitan, ser una agencia de servicio completo, para ofrecer un valor real. Y es que a no ser que su objetivo sea el de ser adquiridas por una agencia más grandes, los servicios diversificados son el camino para conseguir clientes importantes y crecer de forma sostenible a lo largo del tiempo.

 

Más info en marketingdirecto.com