Conviene preguntarse y analizar qué ha cambiado y por qué, hoy en día, deberíamos prever una buena partida económica anual para mantener nuestra web al día y securizada, en un alojamiento de calidad, para evitar sorpresas tanto de seguridad como económicas. Hemos hablado de qué hay y cuáles son los elementos que provocan este escenario en el artículo “¿Dejará de funcionar tu web? Los 2 aspectos a tener en cuenta”. Vamos a por la solución.

 

Las diferencias respecto a lo que ocurría hace 3 años (y que analizamos en el artículo de entonces En qué manos está vuestra web?) son que hoy en día tenemos :

  • Perfeccionamiento y automatización de los ataques: hay miles de ataques cada web, cada día. En la tuya también. Hace 10 años en verano, semana santa o navidades sufríamos porque las vacaciones escolares hacían que los aprendices de hacker se pusieran a trabajar. Ahora son robots que buscan cualquier agujero mal tapado para entrar. Y los robots no se cansan: buscan y buscan.
  • La complejidad de las webs ha crecido: wordpress es un monstruo, un gran sistema, al que le añadimos multi-idioma, comercio electrónico, plantillas espectaculares, constructores visuales, slides con grandes efectos, etc … Cada uno de estos elementos puede ser una puerta de entrada.

Esta complejidad e interacción entre diferentes «programas» hace que una actualización pueda ser crítica y que estos elementos «dejen de entenderse», dejando inoperativa parte o toda nuestra web.

Entre las decenas de actualizaciones de wordpress de los últimos dos años, un mínimo dos de ellas han dejado fuera de juego masivamente varios websites. Cuando no hayan se han hecho por parte de un experto, claro. Con la desagradable doble sorpresa de tener que arreglar una web que no funciona y de tener que hacer frente a un gasto económico importante e imprevisto.

¿Y la solución? ¿Cómo evitamos los problemas de seguridad y actualizaciones de nuestro WordPress?

 pirates

 

Algunas de las recomendaciones a tener en cuenta para ahorrar tanto en dinero com en disgustos son :  

  • Alojarse en un buen hosting, con controles de seguridad. Firewalls, escaneo de archivos modificados, bloqueos de malas prácticas, mitigación de ataques, etc …
  • Sistemas de hosting específicos para wordpress. Como un sistema de seguridad propio para wordpress con plugins, políticas del sistema, optimización para CMS, ….
  • Que el mantenimiento esté hecho por profesionales de alto nivel. Y a poder ser un equipo: actualizador (pruebas previas, copia + actualización), programador senior, administrador de sistemas, etc …
  • Pagar por todos los plugins que sean de pago. Cada año.
  • Prever que a partir de ahora nuestra web nos reclamará una inversión constante para repararlo o ponerlo al día a nivel técnico. Reservamos una partida económica para hacer frente.

¿Y todo esto qué coste tiene? Pues bastante más alto de lo que estamos acostumbrados. Hablamos de entre 300 y 600 euros por año en función del site, llegando a 1.000 euros en casos de grandes portales (hablamos de 3000 contenidos). Pero no tenerlo previsto aún sale más caro. 

Todos, desde el pastelero hasta la gran corporación, tenemos unas webs que nada tienen que ver en cuanto a resultados o funcionalidades con las de hace 3 años. Realmente nos ayudan a vender, a proyectar una buena imagen, y hacen de todo (multiidioma, clases online, venta por internet, reservas online, reservas …). Este incremento de complejidad hace que tengamos que cambiar el chip sobre el qué pensamos que necesita una web tanto al curar como de aplicar cuidados. Curar y cuidar.

Debemos ser realistas y para webs medianas o complejas (multiidioma, campos o taxonomías personalizadas, plantillas complejas, ecommerce, plugins potentes, etc …) se debe prever una importante partida anual de mantenimiento y corrección de errores de actualización, securización, buen hosting y arreglos técnicos. Como nuestro coche, necesitamos un mantenimiento serio sino queremos encontrarnos con una web sin funcionar y con un coste de limpieza y / o re-programación de más de 1.500 euros. Y no exageramos, es un importe habitual si no tomamos las medidas adecuadas.

Por lo tanto, tenemos que prever: pago anual de plugins (100 euros de media anuales) + alojamiento alta calidad y securizado (sobre 290 euros anuales) + actualizaciones controladas (unos 200 euros anuales) + partida de reparación cuando las actualizaciones desmonten todo (aprox. 200- 400 euros año). Aplicando una sencilla regla de mitad del coste para webs pequeñas y doble del coste para webs medianas / grandes

Y contar con quién sepa gestionar todo esto y explicarnos esto. ¿Lo hablamos?